Jersey “Humulus”

Lo mio con el jersey Humulus y con Vanessa Pellisa, fue amor a primera vista.

Hacía tiempo que quería repetir la experiencia de tejer un jersey para mi, estoy un poco cansada de tanto chal, tengo muchos, y no doy a basto a ponérmelos.

Desde el jersey “Frida y la Fiesta” hace 1 año, no había tejido ninguno más, y la experiencia fue buena. Me dan miedo mis medidas, que no son las comunes, por eso no me aventuro mucho a tejer piezas de vestir, tengo demasiadas manías.

Por otro lado, sé por experiencia que los mejores patrones están en inglés, aunque ahora ya hay algunas diseñadoras que hacen cosas bonitas en castellano, y también ayuda extra con los podcast de Tejer en Inglés o las traducciones de patrones bonitos de Vanessa Pellissa, pero en este y otros casos mi prioridad es el idioma, traducir el patrón me da un trabajo extra que no me apetece hacer y aunque entiendo bastante bien las nomenclaturas en ingles y los patrones fáciles, la mayoría no lo son porque tienen trozos de texto explicativo en el que me pierdo.

Esta vez vi este jersey en Instagram a través de la gran Vanessa Pellissa, que lo había traducido, y sobre el que había organizado un #tejijuntas o  Kal (knitting along= tejemos juntas), y aunque yo ya no llegaba a tiempo, decidí que eso ya no importaba y compre el patrón para tejerlo.

El patrón es el Humulus de Isabell Kraemer, Lilalu en Pinterest y en Instagram.

A partir de ahí empezó la búsqueda del hilo, pero al poco llego el primer Barcelona Knit Festival, en noviembre de 2018, y allí acudí a comprar la lana para tejerlo, pero fue imposible, aquello estaba a rebosar de gente y era imposible hablar con ningún vendedor ni 2 minutos, mucho menos preguntar sobre lo más apropiado o como en mi caso, buscar la lana en color gris y amarillo como el patrón original. Así que tuve que buscar en alguna tienda de confianza y por la red yo sola, y al final decidí tejerlo con Scheepjes Stone Washed en color 802 smokey quartz y color 809 Yellow Jasper, que compre a mediados de diciembre en Naturalmente Lanas. Compre 13 madejas del gris y 3 del amarillo, a 3,50€ cada una.

Con la ayuda de Neus que calculo mis medidas y con ello la talla, empecé a tejer. Elegimos la talla L.

Cuando llevaba casi todo el canesu o dibujo, tejido, decidí que no contrastaba el color. Había elegido mal el hilo, El Stone Washed hace un desgastado en el propio color y en este caso impedía que se apreciara bien el contraste en el dibujo. Así que con la ayuda de SIlvia, en una quedada de domingo, escogí el contraste en negro, asegurando que con ese color no tendría ese problema, y me ayudo a elegir el algodón Catona color 110 que pedía el mismo número de aguja y es de la misma marca.

Me hubiera encantado poneros una foto con el hilo amarillo, pero no soy capaz de encontrar ninguna.

Por tanto, he aquí el resultado del que realmente acabé…..

Utilice 9 madejas de Stone Washed en color 802 smokey quartz, de los 13 comprados  y 1 madeja del Catona en color 110.

Me encanta tejer fair isle o jacquard, vamos dibujos, en ese trozo del jersey me divierto mucho, por eso no me importó deshacer todo el canesu en amarillo y volver a tejerlo en negro, también separar los puntos para las mangas, el cuello, etc

Esta fue la prueba definitiva, una tarde de martes, en el talleret, las Liantas fueron las que me ayudaron a decidir si la talla era la correcta, y estas fueron las fotos que hicieron para que yo me viera.

Y este fue fulminante, en cuanto lo acabé lo estrené, me encanto el resultado, la talla encajaba perfectamente, eso si, con algunas variaciones sobre el patrón en los menguados de las mangas. Ya sabéis, los que me conocéis en persona, que tengo un problema de brazo grueso, mis medidas de espalda y brazo no son proporcionales a mi cintura y pecho, mal hecha que esta una…. jajajaja

Y en estas otras veis realmente como quedo de medidas, para mi gusto casi perfecto, porque perfecto sería a medida y no lo es, seguí el patrón excepto en las mangas.

En esta foto de espalda se puede apreciar lo que os comentaba, para que se ajuste bien a la medida de mis hombros y brazos, de cintura me queda un poco amplio, pero estoy super contenta con el resultado, así no me arrapa la pancha por delante.

El primer fin de semana después de acabarlo, me lo lleve de viaje a ver a mi hijo y me lo lleve puesto, no pude esperar a bloquearlo, me siento super bien con él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *