Sandalias (espardeñas) de esparto y piel

Hace ya un par de años que tenía ganas de probar hacer unas sandalias de esparto.

Todo empezó porque cayo en mis manos un ejemplar de una revista mensual que ya no se edita que se llamaba Veo Veo.

Posteriormente Marta, mi compañera de Patckwork en aquel entonces, hizo unas planas de esparto y me paso sus apuntes.

Y por fin este verano en mi semana junto a mis padres en Palamos, aproveche para hacer las primeras sandalias de cuña en esparto y piel.

Inicialmente, iban a ir con caña alta, por eso en alguna foto veréis que están junto a unos patrones que hice para esa caña, pero luego decidí que irían por separado porque no vi la forma de poder unir la caña a la suela, estudiaré eso para las próximas.

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel
Tal cual están en esta foto compre las cuñas de esparto en La Alpargatería de la C/Avinyo de Barcelona

 

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel
Así son las cuñas por separado, el papel que se ve al lado es ese patrón de la caña del que os hablaba al principio

 

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel
tomo la plantilla de la suela para poder empezar a trabajar sobre ella

 

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel
Una vez tenemos la plantilla en papel, cortamos una igual en boata, otra en fliselina gruesa y por fin una de tela, que en este caso la elegí de lino en tono tostado Monte y sujete con alfileres en la posición en la que iría cosido.

 

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel
Preparé las tiras de piel que irían sujetas al tobillo, les cosí las hebillas a la punta y prepare los contrafuertes traseros donde van sujetas las tiras.

 

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel
le puse cola de impacto en la suela para unir la base de lino por su parte inferior , y también a la tira de piel que nos sujetará el zapato mientras caminemos.

 

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel
y posteriormente y una vez seca la parte delantera, le puse cola de a la suela en su parte trasera, donde ira el talón.

 

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel
ya pegadas y cosidas las suelas a las cuñas, aún hay una parte sin coser, la que justo va la tira de sujeción al tobillo, en la foto aún se pueden ver las agujas

 

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel
Como veis, le puse una tira de puntilla para darle un toque más romántico y algo de colorido

 

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel
Última prueba en mi pie antes de darle el ok final

 

A Vidina la conocí un fin de semana que vino de visita al camping invitada por nuestra amiga común Patri.

Vidina es una chica canaria muy dulce, compañera de Patri de trabajo, yo había hablado con ella por teléfono y por whatsapp por temas que no vienen al cuento aquí, pero vamos, que nos caímos bien desde el principio. A ella y su pareja, Oriol, les gusto mucho el fin de semana que pasaron con el grupo, hasta el punto que cuando acabo el fin de semana se fue a mirar caravanas para venirse al camping con el grupo. A estas alturas ya se la ha comprado.

Le enseñe las sandalias y le gustaron tanto que no pude resistirme a regalárselas. Usa el mismo número que yo, así que una vez probadas y comprobado que le iban bien, aquí os pongo algunas fotos que ella ya compartió en su facebook en su día.

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel

 

Sandalias (espardeñas) de esparto y piel
Ya puestas en Vidina, ella fue la destinataria de mis primeras sandalias de esparto. La acababa de conocer ese fin de semana y se llevo mis primeras sandalias. 

Estoy muy contenta con el resultado. He aprendido mucho con este proyecto y seguro tendrán sucesoras.

Leer Más