Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo

Si, mi primer Lumpy Space, porque no es, ni sera el último.

Es un chal complicado de WestKnits, pero con el que he disfrutado y aprendido mucho, desde elegir las lanas a tejer hasta su final con el montaje. Podemos comprar sus patrones en su Ravelry.

Todo empezó un día de quedada tejeril de los martes en el talleret, en que Neus, que me conoce muy bien y con la que comparto mucho los gustos, trajo este patrón y me dijo, seguro que te gusta. No solo me gusto, sino que me encanto, y además, con él conocí a mi ídolo, Stephen West, un chico que teje y que lo que teje nada es lo típico. Estoy muy cansada de los chales triangulares clásicos, típicos, no me gustan, no los encuentro prácticos. Yo nunca los llevo en pico, y si los pones liaditos, suelen ser cortos y entonces no se ve el dibujo o el color. En cambio con los de este diseñador-tejedor si se aprecian sus cambios de color, sus contrastes, en fín que a mi me gusta mucho y he encontrado a la horma de mi zapato.

Así que me puse manos a la obra. Con la ayuda de Mariona, en ese momento nuestra profe de punto que me ayudo con la traducción y la explicación del montaje, empece a tejer lo que yo llame los pulmones, la primera parte y que en un principio me pareció complicadilla, hasta que llegue a la segunda parte, ahí Mariona ya no estaba para poder ayudarme,  y a la tercera, que entonces supe lo que era complicadillo para mi, jejeje, pero avance y lo conseguí.

La elección de la lana y los colores ya tuvo su miga, como sabéis soy daltónica, y tengo muchos problemas para combinar colores, así que me fui a mi tienda de confianza con el patrón impreso y las fotos a color de como lo quería. Pues nada, no conseguí esos colores ni siquiera aproximados en All you Knit is love, pero si que me ayudaron muchísimo a encontrar unos que fueran bonitos para ese patrón. Después de 2 visitas con dudas, en la tercera y última me lleve a 3 amigas del grupo Les Liantes de la troka, Carina, Neus y SIlvia, y entre ellas y el personal de la tienda decidimos no solo para este chal sino para un segundo que también quería hacer en algodón y que aún no he acabado pero que os presentare espero en poco tiempo.

Para este proyecto elegí un hilo de la marca Cesterí, Heather Collection, de Usa, compuesto por 75% algodón y 25% lana, muy gustosa al tacto.

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
Estos fueron los hilos recomendados por All You Knitt is Love, y con los que al final decidí tejer mi Lumpy Space

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
De esta forma se empieza a tejer el chal. con lo que os comentaba yo llame pulmones, por su forma. Se tienen que tejer 2 exactamente iguales. Esta forma que hace en el centro parece complicada pero no lo es.

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
poquito a poco iba avanzando

 

IMG_0368
Cuando ya tienes las dos primeras partes o pulmones, pasamos a la tercera parte que consiste en unirlos con un cuadrado tejido central. Para ello hay que ir subiendo, mientras tejes, los puntos de la última pasada de los dos laterales o pulmones.

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
Aquí podéis ver como quedo la unión central. Tuve que cambiar el patrón de Westknits porque la segunda parte del cuadrado no me salia, y después de repetirlo 4 o 5 vences, decidí hacerlo a mi manera, y creo que no se nota demasiado mi toque personal.

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
Una vez unidas las 3 primeras partes, subimos todos los puntos del Lumpy Space y empezamos tejiendo con 404 puntos y acabaremos con 692. Las pasadas se hacen muy largas, pero son fáciles de tejer y como vas viendo el final, te animas.

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
tejiendo tejiendo iban aumentando los puntos y por tanto el Lumpy Space

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
Y en septiembre estando en el camping un fin de semana, lo acabe, aún quedaban por rematar los hilos, lavar y bloquea

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
Bloqueándose

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
extendido y bloqueandose sobre la mesa de casa

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
Una vez seco y bloqueado, este era su aspecto, encima de la cama de 150cm la ocupa casi entera, para que podáis apreciar el tamaño
Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
con un poco más de detalle

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
dobladito

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
es tan amplio!!!

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
y tan largo!!!

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
Me encanta como ha quedado, tan grande como a mi me gustan

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
con un montón de técnicas diferentes, ¡¡he aprendido tanto!!

 

Mi primer Lumpy Space, lila, verde y crudo
iré bien abrigadita, como a mi me gusta llevar el cuello

 

Estoy muy contenta del resultado y de lo mucho que he aprendido.

Gracias a todos los que con vuestra ayuda habéis hecho posible que lo consiga.

Espero acabar el segundo en breve y os lo enseñare en un próximo post

Leer Más

Chal Feather and Fan Short Scarf en Alpaca negra y marrón

En vista de que a Mariona le quedan tan bien los chales y que para ella todo es tan fácil, fuimos varias las que “nos liamos la manta a la cabeza” y nos pusimos “manos a la obra” a tejer chales calados.
Ella se encargó de buscar patrones por Ravelry en que los calados fueran facilitos para empezar.
Nos paso unos cuantos por mail a varias interesadas y a pesar de que no nos creíamos mucho lo fácil que ella decía que iba a ser, al final no hemos tenido más remedio que darle toda y toda la razón.
Este chal calado, llamado Feather and Fan Short Scarf de Kelly Faller,
y que os presento es muy fácil, que eso no quita que me equivoque y que tenga que poner línea de vida, tal y como veréis en alguna foto, pero reconozco que tenía razón.
Gracias una vez más Mariona
Empezó siendo marrón porque compre  4 madejas de Alpaca en “All you Knitt is Love” en ese color y en negro,
…. y tejiéndolo siempre con el patrón al ladito mío para no perderme
En la quedada de ese domingo, cuando lo empecé, a mis compañeras les pareció que las agujas que estaba utilizando eran demasiado gruesas y que el calado no se iba a apreciar bien, por eso lo deje a medias y empecé el mismo en negro con una aguja más fina
El resultado me gusto más y por tanto, decidí deshacer el marrón y continuar con el negro,
(el marrón no descarto hacerlo el próximo invierno)
Y así quedo definitivamente, esta sin bloquear porque a mi me gusta que quede más esponjoso aunque no se aprecie tanto el punto calado, pero cualquier día lo pruebo bloqueado y a ver que tal…
Yo me siento muy muy orgullosa de él, es mi primer calado, e igual que mi primer chal y mi primer Jacquard les tengo un cariño muy especial

Leer Más

Chal Buttermere Shawl, bautizado como “Mariona”

En la primera quedada después de las vacaciones de verano, Mariona nos trajo unas lanas de la marca Lang Yarns llamada Jawol degrade, que le habíamos encargado durante su viaje estival a Alemania. Ese mismo día nos enseño el chal que se había hecho con esa madeja y nos gusto tanto que varias de nosotras nos pusimos manos a la obra a hacer el mismo chal.
Como para ella todo es fácil, nos animo a hacer el calado y nos tiramos a la piscina, buff en que hora lo hice. Aunque ahora una vez acabado ha merecido la pena.

Nos facilitó el patrón Buttermere Shawl by Victoria Magnus, y empece a tejer, ya de inicio necesite ayuda vía wahtsapp porque no entendía el inglés y además no sabía interpretar un patrón de punto, os recuerdo que lo mío es el ganchillo o crochet.
Carina y Marisol me ayudaron esa noche.

Teji con aguja circular del 3,5 y use todo el ovillo que contiene 410 metros.

Empece y deshice varias veces las primeras pasadas hasta que le cogí el truquillo. Me iba marcando la vuelta en la que estaba y contando los puntos cada vuelta.
Como me equivocaba igualmente, me salían puntos de más o de menos o se me escapaba algún punto y luego no sabía cogerlo, tuve que ir en varias ocasiones a casa de Mariona y en la calle, en el mismo coche, que ella me cogiera puntos que se me habían escapado.
Tuvo la genial idea de explicarme que lo ideal sería que pusiera una “línea de vida”, es lo que veis en la foto, 2 hilos blancos. Puse no una, sino 2 líneas de vida, jejeje

Incluso marcaba el centro con un separador…

Los mediodías en el trabajo, como siempre, tejía y me enfadaba conmigo misma cuando se me escapaba un punto

Y poco a poco iba avanzando…

A alguna quedada también me lo llevaba, aunque con tanta risa y chachara siempre acababa deshaciendo en casa o pidiendo ayuda, ¡que pesadita he sido!…

Y por fin lo acabe…, parecía imposible, pero si, lo conseguí.

detalle de las pasadas y el color

Y como me vi incapaz de hacer el calado de los extremos, Fyna me sugirió que la hiciera de ganchillo como ella, y aquí tenéis el resultado.

Y empezó la otra novedad para mi, el mundo del bloqueo de un tejido, lo hice fatal, jajaja,
(imagino a muchas de vosotras con las manos en la cabeza, diciendo: ¿pero que ha hecho esta mujer?)
ya veis que lo bloqueé en forma romboidal, bufff,
Menos mal que Don wathsapp y mis amigas liantas me ayudaron a hacerlo bien.

Por fin lo bloqueé bien….

Y aquí tenéis el resultado final…

No sabéis como aprecio esta labor, por lo que me ha costado tejerla y porque a pesar de ser para mi gusto excesivamente pequeño, a mi me gustan más grandes, me lo estoy poniendo mucho, me gusta, es muy versatil.
Gracias Mariona por la lana y por tu ayuda sin condiciones

Leer Más