Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo

Junto a mi primer Lumpy Space de WestKnits empece el segundo, y como ya os dije en el post del primero, estaba segura que no sería el último.

Como ya os expliqué en el post anterior, es un chal complicado pero con el que he disfrutado y aprendido mucho, los montajes de sus chales son geniales. Si nos gusta podemos comprar sus patrones en su Ravelry.

Ya os expliqué que no me gustan los chales tradicionales que hay por la red, los típicos en pico, no los suelo usar y sin embargo estos son muy originales porque no son ni en pico ni rectangulares, son romboidales.

Mariona, igual que en el anterior me ayudo al comienzo, sobretodo porque los empecé juntos, y os preguntaréis que porque los hice juntos, pues fácil, después de visitar hasta en 3 ocasiones la tienda de lanas All you knit is love, para mi la mejor, y darle muchas vueltas a los colores y las lanas que pensaba usar, y con la inestimable ayuda de mis compañeras de Les Liantes de la troka, Carina, Neus y Silvia, me enamoré de los 2 tejidos, uno con más lana, el lila que hice primero, y este, todo en algodón que os presento en este post.

Para este proyecto elegí un hilo de la marca Rosarios4,  modelo Damasco y Re.Use, compuesto por 70% algodón y 30% lino, muy fresquito al tacto

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
En esta foto os pongo las trocas que gasté con los colores

 

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
Para que podáis ver la composición y las agujas

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
MIrad algunos de los colores utilizados, aquí falta en naranja combinado con crudo, que es más clarito que el que sale en la foto

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
Y empecé a tejer, nunca había utilizado este sistema de calado y me encanto probarlo

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
Cuando tenemos un lateral acabado, el siguiente paso es tejer uno exactamente igual para el otro extremo. Yo los bautice con el nombre de pulmones, por su forma.

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
Con 1 de las 2 partes de los extremos tejidas, se puede empezar a tejer y montar la parte central, que la tejí con un color bien contrastado

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
Y cuando tenemos montado y unido una parte lateral, vamos subiendo puntos mientras tejemos la unión del segundo extremo

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
Cuando ya tenemos unida toda la parte central, se unen todos los puntos exteriores y tejemos toda la parte exterior que sera la que ampliará nuestro chal. Es trabajoso porque tejemos cada pasada con más de 600 puntos, pero por el contrario como es punto bobo es muy fácil.

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
Una vez lavado y suavizado, lo pongo a bloquear en corchos sujeto con agujas

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
Procurando que quede bien recto

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
Acabado y bloqueado. Me encanta.

 

IMG_7236-2 IMG_7240-2

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
Con los brazos completamente extendidos mirad la largura que tiene

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
tanto en horizontal como en vertical

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
Y puesto envuelve todo el cuello, que es justo lo que me más me gusta de este tipo de chales, que abrigue y quede grandote.

 

Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo
Precioso

Me ha encantado tejerlo. El acabado es justo como pensaba. Una preciosidad que me ha hecho confirmar una vez mas que tejer es genial.

 

One thought on “Mi segundo Lumpy Space, naranja, verde y crudo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *