Como pintar un capazo

Durante las pasadas vacaciones de agosto en Palamos (Girona) hice con mi sobrina Nuria este capazo pintado.
Ella eligió la decoración que quiso, y previas preguntas sobre que pintura utilizar a mi profesora Cris, nuestra experta en manualidades del grupo, empezamos a decorarlo.

Empezamos buscando por internet una imagen que le gustará, imprimirla en el tamaño deseado y recortarla en negativo.
La fijamos con cinta adhesiva a la superficie del capazo y en la posición que más nos guste y rellenamos el capazo con toallas para que no se chafe cuando pintamos.
Y poco a poco empezamos a pintar, mejor con toquecitos que arrastrando el pincel, más que nada para que no se nos mueva el papel sujeto.
Por cierto el pincel, ni demasiado duro ni demasiado blando.
Una vez ya tenemos pintado el interior de nuestro dibujo, lo dejamos secar bien, tener paciencia, si queremos podemos darle una segunda capa de pintura. Pero que este bien seco entre una y otra que sino se nos correrá la pintura al hacer el contorno después
Una vez bien seca la pintura, retiramos el papel y la cinta adhesiva.
Aún se ve muy soso, pero en el siguiente paso ya tendrá su forma real.
Este paso es el último y para él necesitaremos paciencia y un poco de pulso. Pintamos el borde del dibujo, en este caso en negro.
No importa que quede perfecto, pensar que es un trabajo manual y las imperfecciones forman parte del trabajo.
Eso precisamente da el toque de artesano, ninguno será igual a cualquier otro que podamos ver.

2 thoughts on “Como pintar un capazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *